ALEMÁN A1.1
A.1. Usuario básico. Principiante. Es capaz de comprender expresiones familiares del día a día y frases básicas para resolver situaciones y necesidades de tipo concreto. Es capaz de presentarse a otros y de formular y contestar preguntas sobre donde vive, la gente que conoce y los objetos que le rodean. Puede comunicarse con otros hablantes siempre que estos hablen despacio y con claridad y estén dispuestos a hacerse entender.
ALEMÁN A1.2
A.1. Usuario básico. Principiante. Es capaz de comprender expresiones familiares del día a día y frases básicas para resolver situaciones y necesidades de tipo concreto. Es capaz de presentarse a otros y de formular y contestar preguntas sobre donde vive, la gente que conoce y los objetos que le rodean. Puede comunicarse con otros hablantes siempre que estos hablen despacio y con claridad y estén dispuestos a hacerse entender.
ALEMÁN A2.1
A2. Usuario básico. Elemental. Es capaz de comprender expresiones y frases de uso frecuente sobre temas básicos (ej. Cuestiones básicas sobre uno mismo a la familia, ir de compras, empleo¿). Es capaz de comunicarse en situaciones de rutina que requieran un intercambio de información simple y directa sobre temas conocidos. Es capaz de describir de manera sencilla aspectos sobre si mismo, su entorno inmediato y puede manejarse en cuestiones de inmediata necesidad.
ALEMÁN A2.2
A2. Usuario básico. Elemental. Es capaz de comprender expresiones y frases de uso frecuente sobre temas básicos (ej. Cuestiones básicas sobre uno mismo a la familia, ir de compras, empleo¿). Es capaz de comunicarse en situaciones de rutina que requieran un intercambio de información simple y directa sobre temas conocidos. Es capaz de describir de manera sencilla aspectos sobre si mismo, su entorno inmediato y puede manejarse en cuestiones de inmediata necesidad.
ALEMÁN B1.1
Se adquiere cuando el aprendiz es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, ya sea en situaciones de trabajo, de estudio o de ocio; cuando sabe desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un viaje por zonas donde se utiliza la lengua; cuando es capaz de producir textos sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares o en los que tiene un interés personal y cuando puede describir experiencias, acontecimientos, deseos y aspiraciones, así como justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.

El Área de Lenguas utiliza cookies propias y de terceros por motivos de seguridad, mejorar la experiencia del usuario y conocer sus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entendemos que admites nuestro aviso legal y nuestra política de cookies.